El Estado perdió el control de las calles

Columna de Opinión publicada en la edición impresa del diario El Día de la ciudad de La Plata

Pedro Perrotta
Presidente de la ONG Corazones Azules

Las calles de la ciudad se han convertido en una suerte de ruleta rusa en materia de seguridad vial, para los miles de platenses que nos desplazamos por las calles como peatones o conductores.

Corazones Azules Argentina, nace en el 2016, año en el cual se registraron 95 muertos viales en La Plata. En 2017 y a 45 días de terminar el año, llevamos 94 muertos y más de 2 .000 accidentes. Este nivel de tragedia tiene una sola explicación: en estos casi dos años, el Estado no ha trabajado adecuadamente en instrumentar políticas sobre Seguridad Vial.

De esta realidad, que no debe naturalizarse, se desprende que el municipio platense ha perdido el control de la vía pública. Esta afirmación se comprueba a diario y queda de manifiesto mucho más los fines de semana, donde comprobamos que los controles se concentran mayoritariamente en la zona del centro, pese a que los accidentes mortales se producen en otras sectores.

Es decir que no se han planificado puntos de control distribuidos en las zonas críticas, los cuales tendrían un claro objetivo: reducir la tasa de siniestralidad. La Plata es la ciudad del país con mayor índice de mortalidad por accidentes de tránsito, en relación a su cantidad de habitantes.

La inseguridad vial es un flagelo, que no solo se lleva vidas, sino también destruye familias y deja personas con discapacidades (el 60% de las discapacidades adquiridas son producto de un accidente de tránsito). Es importante mencionar que los accidentes le generan al Estado enormes gastos, que se pudieran reducir con políticas públicas enfocadas en la prevención.

Desde Corazones Azules Argentina (www.corazonesazules.org), promovemos el respeto por las leyes de tránsito y fomentamos la concientización y educación vial con el objeto de disminuir los índices de muertes y heridos en accidentes.

La educación es el camino más corto y más largo a la vez, para terminar con la inseguridad vial, es por esto que resulta fundamental que en todos los niveles de educación, principalmente en los iniciales, exista la materia de Seguridad Vial obligatoria.

Es hora de trabajar por un decisivo cambio cultural de cara a la responsabilidad vial, uniendo esfuerzos desde todos los sectores de la sociedad.

 

 

http://www.eldia.com/nota/2017-11-16-1-57-1-el-estado-perdio-el-control-de-las-calles-la-ciudad

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *